Con Thermomix Repostería Todas las Recetas

Buñuelos de viento rellenos de crema pastelera.

Entramos en la Semana Santa, aunque no lo parezca. Este año no habrá procesiones, no habrá turistas ni familias reuniéndose para celebrar estas fiestas. Este domingo fue muy triste no ver a los niños, elegantes y «repeinaos», llevando la palma a sus padrinos.

Aunque esta Semana Santa sea más triste y solitaria aún podemos disfrutar de la gastronomía típica en estas fechas!!

Estos días os iré poniendo algunas recetas que se elaboran en estas fechas.

Hoy en el primer lugar os voy a dejar la receta de los buñuelos rellenos de crema pastelera. Primero os voy a poner la versión thermomix pero al final os dejo la receta sin thermomix.

INGREDIENTES

Para los buñuelos:

  • 250 gr de leche semi
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadina de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 175 gr de harina de trigo
  • 1 cucharadina de levadura química típo Royal
  • 1 pizca de canela en polvo
  • Ralladura de media naranja
  • 7 huevos

Para la crema pastelera del relleno:

  • 500 gr de leche entera
  • 100 gr de azúcar
  • 40 gr de maicena
  • 3 huevos
  • 30 gr de mantequilla
  • 1 cucharadina de azúcar avainillado o un pequeño chorrin de vainilla
  • Ralladura de media naranja

Para rebozar los buñuelos usar una mezcla de azúcar y canela molida.

PREPARACIÓN (CON THERMOMIX)

Primero preparamos la crema pastelera para que vaya enfriando. Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la thermomix y programamos 8 minutos a 90º en velocidad 4. Retiramos la crema a una manga pastelera o a una fuente, en el último caso cubre con papel film tocando la crema para que no haga costra. Lavamos el vaso de la thermomix.

Mientras enfría la crema preparamos la masa de los buñuelos. En un cuenco mezclamos bien la harina con la levadura, la canela y la ralladura de naranja. Reservamos.

En el vaso de la thermomix, ya limpio y seco, ponemos la leche con la mantequilla, la sal y el azúcar y programamos 8 minutos a 100º en velocidad 4. Añade la mezcla de la harina reservada y mezcla 15 segundos en velocidad 4. Deja la masa reposar unos 10 minutos.

Ahora vamos a ir añadiendo los huevos de uno en uno, yo tuve que utilizar 7 huevos pero puede que vosotros necesitéis alguno más o menos así que vamos a cerrar el vaso de la thermomix, ponemos la velocidad 4 y vamos añadiendo los huevos por el bocal, de uno en uno y esperando a que se integre bien para añadir el otro. Añade 3 huevos y luego ve vigilando la masa cada huevo que añadas para no pasarte. La masa no debe de estar densa, rebaña con una espátula y verás que la masa está un poco suelta y se escurre, si no es así ve añadiendo los huevos de uno en uno hasta que tengas la masa perfecta!

Prepara un cazo o sartén ancha con abundante aceite (de girasol, oliva o al gusto), cuando esté bien caliente ve añadiendo la masa con la ayuda de dos cucharas. Verás que al caer al aceite empieza a inflar. Una vez fritos pasa los buñuelos lo antes posible por la mezcla de azúcar y canela y luego ponlos en una fuente con papel absorbente para quitar el esceso de aceite.

Para rellenarlos haz un pequeño corte en cada buñuelo y rellenalos con la ayuda de una manga pastelera, de no tenerla puedes ayudarte con una cucharilla de postre.

PREPARACIÓN (SIN THERMOMIX)

Para la crema: De la leche que vayamos a usar separamos un vaso y el resto lo ponemos en un cazo con la ralladura de la naranjay la vainilla . Llevamos a ebullición, retiramos y dejamos reposar 10 minutos. Mezclamos la maicena en el vaso de leche tibia que tenemos reservado y removemos hasta que no haya grumos. Si es necesario usa las varillas. Ponemos los huevos en un bol junto con el azúcar y batimos hasta que quede espumoso, le añadimos el vaso de leche con la maicena y batimos hasta que quede una masa homogénea sin grumos. Reservamos.

Colocamos la leche infusionada de nuevo en el fuego y calentamos a media ebullición y añadimos la crema anteriormente reservada, la añadimos poco a poco sin dejar de mezclar con las varillas hasta que espese. No debe de hervir en ningún momento. Por último agregamos la mantequilla y mezclamos. Pasamos la crema a una manga pastelera o a una fuente con papel film para que no haga costra y reservamos.

Comenzamos a preparar la masa de los buñuelos. Primero tamizamos la harina en un bol y la juntamos con la levadura, la canela molida y la pizca de sal. Reservamos. En un cazo a fuego medio ponemos la leche junto con la mantequilla, el azúcar y la ralladura de naranja y llevamos a ebullición, retiramos y mezclamos bien con la ayuda de unas varillas. Echamos la harina reservada y llevamos de nuevo al fuego. Removemos con una cucharada de madera hasta conseguir una masa lisa y sin grumos. Al final quedará como una bola compacta que se tiene que despegar de las paredes .

Apagamos el fuego y retiramos el cazo. Dejamos templar unos minutos la masa. Añadimos los huevos de uno en uno mientras vamos mezclando, no añadas un huevo sin antes acabar de integrar bien el otro. Yo nocesité 7 huevos pero puede que necesitas más o menos. Ve vigilando la masa, no tiene que quedar espesa, más bien suelta y que se escurra de la espátula.

Ponemos a calentar un cazo a fuego medio con abundante aceite (de girasol, oliva o al gusto) y con la ayuda de dos cucharillas vamos formando los buñuelos que iremos introduciendo en el aceite caliente de pocos en pocos. Cuando estén dorados los sacamos, los rebozamos con la mezcla de azúcar y canela y los dejamos en una fuente con papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Les hacemos un pequeño corte y rellenamos de crema con la ayuda de una manga pastelera, o en su defecto nos podemos ayudar con una cucharilla de postre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *